encuesta

¿Le han sido útiles los contenidos de nuestra web?

Votar Ver resultados

Reciba información de Rosario en su email

Enviar

noticias

Escapada a la naturaleza isleña

Desde el embarcadero de Costa Alta salen lanchas que en 20 minutos llevan hasta el Paraná Viejo, detrás de la isla La Invernada. Allí, típicos paradores invitan a pasar días de playa, disfrutar el silencio isleño y probar sabrosos platos de pescado de río.

En la zona norte de Rosario, poco más allá del balneario La Florida y metros antes del puente a Victoria, el complejo Costa Alta se presenta a primera vista como un mirador con estacionamiento en lo alto de la barranca. Desde allí un ascensor desciende hasta el nivel del río para dar acceso a un embarcadero, al bar Nemo y al Paseo del Caminante que continúa hacia el sur hasta subir por otro sector de la barranca.

Vale la pena llegar hasta aquí tan sólo para apreciar las vistas y dar un paseo a pie. Pero las propuestas de Costa Alta van más allá: los taxis náuticos que salen desde el embarcadero cruzan el Paraná hasta distintos paradores que invitan a pasar días de playa, disfrutar el silencio isleño con servicios y sombra, o probar sabrosos platos de pescado de río.

Además de algunos paradores ubicados en la costa de enfrente, cada vez ganan más atractivo las propuestas del Paraná Viejo, a poco más de 20 minutos de Costa Alta. Es un cauce que se abre detrás de la isla La Invernada, tras cruzar el canal principal bordeando el puente Rosario-Victoria.

Las aguas tranquilas de este río dan lugar a paradores ideales para disfrutar de la naturaleza y el aire puro. Incluso vale recordar que en las islas no hay tendido eléctrico, por lo que la generación de energía puede ser limitada y normalmente se restringe alrededor de la medianoche.

En este entorno apacible y agreste no faltan servicios para pasarla bien: desde el estilo isleño de Wilson e Isla Libertad, o la movida más joven de El Corazón Verde y El Pimpollal, hasta la gastronomía del confortable restaurante Capibara, o la pintoresca tranquilidad del eco-camping Los Benitos.

Para ir armando la agenda de este verano, aquí repasamos las propuestas de los paradores del Paraná Viejo:

- Isla Libertad aparece como la primera opción de desembarco. Es un espacio típicamente isleño, donde Doña Icho ofrece dos cabañas tipo dormis, luz, parrilleros y un servicio en el que no faltan pan casero y platos de pescado de río.
Contacto: 0341 15 514 8869

- Poco más allá sigue el Parador Wilson. Tiene mesas y parrilleros a la sombra, lugar para camping y un servicio descontracturado, bien isleño, para pasar el día y desconectarse de la rutina urbana.
Además de expendio de bebidas (incluyendo cerveza artesanal) hay propuestas tradicionales para comer. Muchos llegan a este lugar sólo para buscar sus Bastoncitos de raya. También son recomendables las Empanadas de dorado y la boga despinada. Se puede acampar y la estadía es sin costo para quienes consuman algo (sino $50). Contacto: 0341 15 572 0800

- El Corazón Verde es una playa y parador que este año va por su segunda temporada. Está abierta los sábados y domingos entre las 10 y las 21. Tiene un buen espacio verde con propuestas como mesa de ping pong, beach voley, fútbol tenis y tejo, y a la tardecita se arma un tradicional fogón.
Para comer ofrece picadas y, con reserva previa, menús fijos de parrilladas de carne o pescado de río. Otros destacados: la hamburguesa casera, el sandwich vegetariano y el sandwich de bondiola con reducción de cerveza negra. Entre las alternativas para beber hay cerveza artesanal Faucaria rubia y roja. No cobran estadía pero está prohibido el ingreso con conservadoras. Contacto: 0341 15 363 2233

- Capibara es la estrella gastronómica del Paraná Viejo. Desde hace ya 8 años se impone como el principal restaurante de la zona, con buenas comodidades y servicio. Además del salón principal tiene un jardín al río con distintos espacios para disfrutar de la vista desde una ambientación típicamente isleña.
Se destaca por sus platos cocinados en horno de barro y por la mejor carta de vinos de la isla. Recomendable el menú fijo: una empanada de pescado de entrada, plato de carne o pescado (por ejemplo una boga despinada al horno de barro), que sale con ensalada. De postre, o por la tarde, en Capibara son imperdibles los pastelitos de membrillo y de batata.
Abre de martes a domingo, almuerzo y cena. Se recomienda reserva previa. Contacto: 0341 154 002348 / 50.

- El Pimpollal propone distintas actividades alrededor de una buena playa de arena. Con reserva previa es posible disfrutar cabalgatas que, durante 1.30 hora, llevan a una conexión única con la particular naturaleza de los humedales del Paraná. Es una experiencia inolvidable avanzar al tranco a caballo entre bosques naturales, atravesando bajos y pajonales, costeando lagunas y avistando aves de variadas especies.
La playa da lugar a una movida joven con días para tomar sol, disfrutar de buenos tragos, jugar al voley y navegar en tablas de SUP que se pueden alquilar ahí mismo. Una granja con animales (gallinas, patos, vacas, cerdos) aporta un toque pintoresco al entorno.
Pasar el día cuesta $60 la estadía normal y $90 con uso de sillas, mesa y parrillero. Se puede pernoctar con reserva previa, tanto acampar como alquilar una cabaña para eventos (mínimo 6 y máximo 15 personas). Contacto: 0341 15 549 4777.

- El parador Los Benitos se presenta como un eco-camping de estilo bohemio orientado a disfrutar del silencio y la naturaleza. Tiene un bar y proveeduría muy pintoresco que abre todos los días de 12 a 20, tres cabañas tipo dormis y zona de acampe con buena sombra. Desde el desembarco en el muelle, todo el entorno invita a bajar el ritmo y disfrutar de la tranquilidad de las islas.
Siempre con reserva previa, la propuesta gastronómica se centra en platos de pescado (boga, dorado, surubí al horno) y opciones vegetarianas. La bajada o estadía cuesta $80 por día. Para acampar, $200 incluyendo estadía. Contacto: 0341 15 325 3505  /  15 552 9355


Cuanto cuesta
El taxi náutico para cruzar al Paraná Viejo ronda los $200 por persona. Algunos paradores cobran la “bajada” o estadía (entre $60 y $80) y otros sólo cobran a quienes no consumen ningún servicio.
Para comer, un clásico plato de pescado de río, con entrada y guarnición, cuesta unos $300. Otras opciones son, por ejemplo, tradicionales Bastoncitos de raya (bandeja para 3 con papas $300), empanadas de pescado ($250 la docena) sandwiches vegetarianos y hamburguesas caseras (entre $120 y $150) y hasta pintas de cerveza artesanal (unos $80).
También hay cabañas (entre $500 y $800 la noche por persona) y espacio para acampar (entre $150 y $200).


Datos útiles
Salidas desde el embarcadero de Costa Alta de jueves a domingos entre las 10 y las 19 con una frecuencia de 40 minutos (otros días con reserva previa). Taxi náutico y paseos fluviales: 0341 15 6 363681

Volver al listado